Los 3 Pueblos imperdibles que hacen parte de la cultura cafetera

¿A quién no le gustaría conocer más sobre la propia cultura de su país? El Paisaje Cultural Cafetero es un trayecto lleno de folclor, idiosincrasia e historia, que no muchos encuentran la oportunidad de conocer profundamente. Pero, al contrario, todos deberían sentirse apasionados por lo que puede ofrecer este paisaje.

Lo componen una serie de pueblos y espacios naturales, que lo hacen un recorrido muy largo pero apacible ¿Quieres conocer cuales son estas poblaciones? No te desesperes, apenas hemos comenzado.

Primero hablemos un poco sobre el Paisaje Cultural Cafetero de Colombia, que cuenta con una riqueza natural y cultural tan vistosa que hizo que la UNESCO lo declarase un Patrimonio Mundial ¿Por qué? Seguro te estarás preguntando, y para responderte debemos mencionarte el principal atractivo: El café.

Pero eso no es lo único que atrae tantos turistas y la aclamación de todo el mundo. Pues el paisaje va más allá. Puesto que unifica a muchas expresiones culturales, desde la indumentaria como el característico poncho y sombrero hasta las celebraciones realizadas. Maravillas naturales de flora y fauna, la amabilidad de los lugareños y muchas actividades al aire libre. 

¿Pero en donde puedes encontrar todo ello? Pues veras, existen lugares donde estos atributos pueden destacar y estos son los pueblos cordilleranos. Se llaman así por ubicarse en toda la cordillera de los Andes colombianos. Por lo tanto, tienen en común el frío, pero agradable clima y la idiosincrasia de los pobladores.

Así es, entonces si decides hacer la emblemática del café, tienes que visitar a los pueblos cordilleranos. La dura ahora es ¿Cuáles son estos pueblos? ¿A cuál debo llegar primero para iniciar el recorrido? ¿Todos contaran con las actividades que me gustan?

¡No te desesperes! Porque aquí encontraras la respuesta a todas esas preguntas. Hoy realizaras una pequeña ruta turística antes de realizar tu viaje por los pueblos cordilleranos de Paisaje Cultural Cafetero.

La población de Pijao. 

En el departamento de Quindío tienes la oportunidad de visitar el municipio de Pijao. Enriquecido con una bella arquitectura, empoderado por la música y la danza, se destaca en el Paisaje Cultural Cafetero por su especial belleza. De la cual muy seguramente te sentirás atraído.

Se ubica específicamente en la Cordillera Central y se denota claramente cuando comienzas a visualizar los paisajes montañosos, de piedemonte y los valles de la región. Pero en sí es un pueblo muy interesante por recorrer.

Ya que hacia el oriente hallaras las zonas montañosas, pero si te diriges hacia la parte occidental incluso encontraras restos de formaciones volcánicas. Seguro no sabias que un lugar tan especial como este estaba tan cerca de ti.

Por otro lado, en el valle encontraras formaciones de agua en los sectores de Barragán, Los Balsos y Río Lejos. Pero sin importar en qué lugar estés en el Pijao, siempre encontrarás un clima característico de la montaña con las icónicas precipitaciones diarias. Eso sí, con vientos relativamente lentos que hacen apacible el lugar.

Verás, este clima es perfecto para cierto tipo de agricultura. No por nada pertenece al paisaje cafetero de Colombia. Puesto los cultivos principales son de café. Ya que la humedad y las abundantes nieblas impulsan los sembradíos, obteniéndose un exquisito grano para moler. 

Otros cultivos incluyen la caña de azúcar, el lulo, mora, los pinos y la papa. 

Ahora viene la pregunta verdadera ¿Qué puedes hacer en la población de Pijao? Pues comenzamos respondiéndote que, si decides realizar una travesía en este municipio, has escogido un destino que muchas personas atesora, pero muchas más desconocen.

Lo primero que notas cuando entras al pueblo son las pintorescas casitas, que abundaran durante todo el recorrido del eje cafetero. La arquitectura es parte de la historia y atractivo turístico del pueblo, por eso se han preocupado tanto en preservarla.

Y por eso también encontrarás muchas artesanías realizadas por los antiguos indígenas de la región. Además de hermosos murales en las paredes de toda la población, como otras manifestaciones artísticas de Pijao. 

Por último, no te puedes ir sin probar el delicioso café de Pijao. En cada una de las cafeterías verás como producen en vivo y en directo la taza que te vas a tomar. Te muestran desde la selección del grano y cual es la diferencia entre cada uno de ellos. Proceden a molerlo para continuar con la preparación de tu taza de café. 

Es un buen lugar para aprender sobre el patrimonio cultural de la vida campestre en el país, pasar un agradable rato en el clima frio tomando una recién hecha taza del mejor café que hayas probado en tu vida. 

Con el ritmo desacelerado de los lugareños, encontrarás tu lugar ideal para relajarte.

El café de Buena Vista.

Buena Vista es nuestro segundo destino en el Paisaje Cultural Cafetero, también ubicado en Quindío. Se considera como el mirador de este departamento por su distinguida vista, como su mismo nombre lo señala. Es tan cautivadora que ha servido de inspiración para muchos escritores.

El paisaje es el icono principal de Buena Vista, acompañado de los puntos altos como el Cerro de las Tres Cruces. Allí encontrarás la vista panorámica más especial de toda la localidad. 

Sentirás también la vibra espiritual que desprende gracias a las celebraciones y rituales religiosos que se realizan todos los años. Al igual que si te gustan las emociones fuertes, también hallaras a los aficionados en parapente despegando desde el mirador ¿Y por qué no? También podrías iniciarte en dichos hobbies.

Por supuesto, no podría ser parte del eje cafetero sin tener café. Es el principal rubro alimenticio que produce Buena Vista. Y al igual que en varios de los pueblos cordilleranos, puedes seguir con tu recorrido de catas de café aquí. 

El Café San Alberto es el lugar ideal para los conocedores de café y también para aquellos novatos. Te permiten conocer los hermosos cafetales, los sombríos de las siembras y ver a los agricultores en acción, recolectando los granos. Los guías luego te muestran el procesamiento de los granos y junto a varios participantes, te integrarás a una cata oficial.

Conocerás la magia de cada uno de los diferentes granos que se siembran. Ilustraras a tu paladar y a tu olfato, distinguiendo cada uno de los olores y sabores. Y por supuesto, pasaras un muy diferente y excelente rato acompañado de los conocedores de la industria agrícola cafetera.

Las maravillas de Córdoba.

Otro municipio del departamento de Quindío que se realza por su destacado café y por su producción agrícola. También se caracteriza por haber sido un municipio pequeño, pero no por ello menos importante dentro del Paisaje Cultural Cafetero.

Otras de las cosas que necesitas visitar en esta población incluyen Las Cascadas de Río Verde. Para ello te dirigirás a la vereda Río Verde Alto y sabrás que ha llegado a tu objetivo.  Tres caídas naturales de agua de diferentes alturas. Separadas, pero igualmente cercanas. 

Con nombres diferentes entre sí, los lugareños te indicaran que Las Brisas, Las Mellizas y La Linda, nacen del rio Verde que circula por el paraje La Persia. Definitivamente un tesoro oculto de la naturaleza andina lleno de paz y silencio, que pareciera que te trasladase a un mundo totalmente distinto.

Pero aquí no hemos acabado. Aun queda otra importante atracción que puedes encontrar en el municipio de Córdoba. Tal vez no sea muy tradicional, pero se trata de un lugar relevante para los habitantes. Y no es nada más ni nada menos que el Centro Nacional para el Estudio del Bambú Guadua.

Allí se te permitirá hacer recorridos guiados, donde aprenderás sobre los diferentes tipos de bambú asiático que existen en la zona cafetera y Quindío. Saldrás allí con todos los conocimientos referentes a la siembra, el tipo de terreno donde pueden sobrevivir, además de su uso en la artesanía y la agricultura.

Y no solamente es un centro de estudio para fines turísticos. Allí también se realizan diferentes investigaciones que ayudan a amplificar la rama agrícola de todo el departamento. Por lo tanto, te encontrarás en un lugar muy importante para el desarrollo de la nación.

En conjunto de que podrás recorrer los senderos de bambú, al mismo tiempo que detallas la maravillosa artesanía que realizan los lugareños con la manera de dicha vegetación. Por supuesto, no te puedes ir de Córdoba sin haber comprado algún accesorio realizado por los artesanos locales. Desde lámparas, floreros hasta instrumentos musicales hechos con madera de bambú, barro y otros elementos provenientes de la naturaleza. 

Como verás, en el Paisaje Cultural Cafetero de Colombia, más allá de conocer sobre la vida campestre y todo sobre el café, reflexionaras sobre los encantos que hay escondidos en el país. De la buena gente que abunda y esta siempre a tu orden. De las resaltantes manifestaciones culturales, artísticas y religiosas. Y sobre todo de los tesoros naturales que siempre serán irrepetibles. 

Además de ver el desarrollo científico de toda la región, de las cualidades de la gente, sobre sus ideales y estilo de vida. Aprenderás mucho sobre la cultura del país y como puedes enorgullecerte de toda esta riqueza, que está tan cercana a ti pero que tal vez no habías considerado. 

Todo esto lo podrías disfrutar de primera mano si vivieras en alguna de las zonas aledañas a los pueblos cordilleranos, y si justo en este momento estabas pensando en cambiar de hogar pues “El Tesoro Campestre” es ideal para ti, se trata de una residencia llena de casas campestres innovadoras, con un estilo único y moderno, que te permitirán ser uno con la naturaleza, sin alejarte de forma radical de la sociedad, ya que, se encuentra en Quindío, a unos cuantos minutos de Armenia. Genial ¿no?

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Suscríbete al Blog

Y sé el primero en recibir todas las actualizaciones en tu correo

Lotes y Casas Campestres
a 5 min de Armenia, Quindío

Con la Libertad de Construir por ti mismo la Casa Campestre de tus Sueños

© 2019 Colombia Cafetera · Diseñado con pasión por Jesús Rico Vargas