Cinco razones para elegir una Casa Campestre y fortalecer tu conexión espiritual.

Por lo general, nos pasamos el día a día, en un completo transitar sin descanso agobiados de todas las responsabilidades con las que tenemos que cargar. Aun si vivimos solos, la sociedad nos lleva a mantenernos en un constante ciclo que prácticamente nos hace dependientes a un sistema haciéndonos dejar de lado nuestros momentos de paz y conexión espiritual.

Y es que, si nos detenemos a pensar por un momento las veces en las que podemos tener la paz suficiente para establecer una verdadera conexión espiritual, nos daremos cuenta desde cuando empezamos a dejar de darle importancia a algo tan esencial como lo es el tema de la espiritualidad en nuestras vidas.

Si no tienes un momento en tú día en el que puedas tener una verdadera paz espiritual te has preguntado lo siguiente

¿En qué momento y en qué lugar puedo tener un estado de paz y tranquilidad espiritual?

En caso de que tu respuesta sea totalmente negativa, te recomendamos que busques tu paz para que puedas tener una verdadera conexión espiritual en las mañanas o también en las noches, preferiblemente en los momentos en que ya no tengas responsabilidades o tareas que no te permitan tener un equilibrio o armonía.

Ahora bien, si deseas tener ese momento de intimidad contigo mismo y tu entorno y aún no la has hallado, lo más probable es que en el lugar o la zona en la que vives no te esté ayudando, puede que sea muy agitado y por ello no logres encontrar esa tan anhelada conexión, sin embargo, este problema tiene solución.

Las casas campestres, tienen como insignia principal la paz que estas trasmiten, debido a que, por lo general se encuentran en zonas cercanas a la ciudad pero también a la naturaleza por lo que crean el equilibrio perfecto para no olvidarse de las responsabilidades pero tampoco de la tan importante conexión espiritual. 

Las casas campestres en zonas de paz y armonía espiritual

Uno de los principales beneficios que te puede ofrecer el vivir en una casa campestre, es estar totalmente alejados del estrés constante que genera la ciudad. Las casas campestres y más aún, los conjuntos residenciales, son construidos a las afueras de la ciudad buscando tener toda la paz que la naturaleza puede ofrecer con la ventaja de que te mantienes a las afueras de la ciudad.

Tener una casa campestre es sinónimo de poderte despertar todos los días sin el sonido de las cornetas de los vehículos o el ruido de negocios abriendo, entre otras cosas. En estas casas lo único que reina es el sonido de la naturaleza, esto hace que el hilo de conexión espiritual que tanto buscas mantener  no se vea afectado.

Desde luego, el primer paso que necesitas para emprender tu camino hacia la perfecta conexión espiritual es la paz y un lugar en donde puedas estar cómodo y en intimidad, algo que a las casas campestres les sobra de alguna u otra manera.

Además de ello, las casas campestres suelen tener amplios espacios tanto cerrados como al aire libre en los que podrás dedicarte a establecer tu paz espiritual, sin importar incluso que esté haciendo tu vecino, ya que, los decibelios (la unidad que hace referencia a la escala de sonido) que él genere no se comparan al de la naturaleza.

Un lugar zen para la meditación y la armonía espiritual

Tal como lo dice el titulo, las casas campestres te brindan los más reales sonidos naturales que muchas veces necesitas recrear en la ciudad para ayudarte a mejorar tu estado de paz. 

Sonidos como el del viento soplando en los valles, pájaros silvestres silbando, el de las plantas y los arboles moviéndose, o incluso el agua de riachuelos o fuentes corriendo muchas veces, las tenemos que reproducir desde YouTube o internet, para poder entrar en ese estatus de paz y armonía que muchas veces necesitamos.

Pero viviendo en una casa campestre nada de eso es necesario reproducirlo artificialmente, lo único que debes hacer es abrir la puerta del patio en estas casas y sentarte o acostarte en el patio de la casa para escuchar esos armónicos sonidos que traen una gran paz espiritual a tu cuerpo y espíritu.

Con estos sonidos de la naturaleza y esta paz en tu espíritu, tienes prácticamente un pase libre para comenzar a establecer el clímax perfecto de la conexión espiritual con una sesión de meditación. 

Sabiendo que nada te podrá irrumpir los sonidos y la armonía espiritual que sientes en conexión con la naturaleza, solo debes comenzar a emprender una completa conexión espiritual de la manera en la que más cómodo te sientas.

La meditación y el yoga como herramientas de conexión y paz espiritual

Una vez que ya tienes el equilibrio perfecto de la paz que solo brinda naturaleza junto con la armonía y la paz espiritual, podrás determinarte con mayor facilidad realizar cualquier actividad que te ayude a mejorar tu conexión espiritual.

Lo primero que te recomendamos para que se establezca en ti una verdadera conexión espiritual es realizar ciertas sesiones de meditación. Con la meditación todo el ser entra en armonía con el espíritu, con ella realizas una introspección hasta lo más profundo del ser y así conocer cuáles son tus carencias espirituales y que se encuentra generando cualquier emoción o situación individual negativa como lo puede ser: la tristeza, el estrés, la amargura, entre otros.

Por su parte, la meditación con la ambientación natural te permitirá mantener un status espiritual ligero, el cual a su vez puede ser acompañado con algunos ejercicios de yoga bajo este clímax de paz espiritual, que mejoren todo lo que son las tensiones físicas y musculares.

Las sesiones de yoga alinean el cuerpo con la mente y el espíritu, de esta manera consiguen no solo establecer una conexión entre el cuerpo y la mente, sino que a su vez ayudan al cuerpo a eliminar tensiones o molestias físicas a través de la compresión total de lo que es tu cuerpo y como el espíritu afecta y actúa sobre él. Si conoces tu cuerpo y más desde un punto de vista espiritual no habrá límites para ti.

Tus momentos de oración serán mucho más calmados e íntimos

Muchas veces sabemos que tenemos que orar pero no encontramos lugar ni momento en el día en el que podamos tener un diálogo íntimo con nosotros mismos, y esperamos a encontrarnos con personas o asistir a los recintos para orar. Incluso hay personas que no oran porque les da pena que les vean orando en público, sin embargo, viviendo en una casa campestre, esto ya no será un problema.

Bajo la misma línea de paz espiritual de la que venimos hablando, en donde a parte de la compañía de la naturaleza que nos brinda esa sensación incomparable, solo nos encontramos nosotros mismos con nuestros Dios, siempre tendrás el lugar y la hora que desees para reunirte con Dios a solas y poder dialogar con en la mejor intimidad posible.

Además, aprovechando los espacios naturales con los que cuentan las casas campestres podrás reunirte con tus amigos y hermanos de la iglesia para compartir momentos de oración y comunión con dios fuera de un recinto religioso. 

Sin mencionar que podrás estar tranquilo que no existirán agentes externos como contaminación sónica u otros que te invadan tus momentos de conexión espiritual. 

Lee la biblia y otros libros de conexión espiritual en total tranquilidad.

Partiendo del punto anterior te pregunto: ¿Desde cuándo no lees la biblia o algún otro libro de espiritualidad? ¿No lees estos libros por falta de tiempo? Y si logras leer algún libro de conexión espiritual: ¿Puedes hacerlo tranquilamente sin que algún factor externo te afecte?

Leer libros de ayuda espiritual por llamarlos de alguna manera, nos ayudan a reforzar en gran manera la conexión espiritual que tenemos, pero la única manera de que podamos prestar verdadera atención a formarnos con estos libros es mediante una lectura en la armonía y la paz que merecen.

Aunque no lo creas, uno de los factores más recomendados por los investigadores que se necesita para comprender todas las situaciones que envuelven a un caso, es el silencio; y de la misma manera que se debe descifrar un caso se debe de leer un libro, con atención detenimiento y análisis para comprender su totalidad.

En caso de que te encuentres leyendo la Biblia, en una casa campestre siempre podrás tener la paz necesaria para entender lo que Dios quiere trasmitir a través de su palabra para que la pongas en práctica en tu vida. 

Mientras que si lees algún libro de autoayuda espiritual de algún Gurú reconocido debes analizar lo que lees y aplicarlo en el contexto de tu vida para darle el sentido perfecto a la misma con tu conexión espiritual. 

Sin embargo, existen muchísimas opciones en Colombia para comprar una casa campestre por lo que te aconsejaremos lo que para nosotros es la mejor opción: 

Una de las mejores opciones que puedes escoger para comprar una casa campestre es el proyecto “El tesoro campestre”. Un proyecto que nace de la mano de Gema Constructora, en una de las mejores zonas que tiene Colombia para vivir.

“El tesoro campestre”, tiene 4 modelos a escoger, pero todas con amplios espacios tanto cerrados como al aire libre en donde siempre podrás establecer tu paz espiritual, mientras que, o si no también puedes elegir comprar un lote, puedes construir a tu gusto tal y como desees el lugar en donde quieras establecer  tu lugar de relajación.

¿Sabes que es lo más interesante de todo? Que los nombres de sus 4 modelos a escoger, que son: Esmeralda, Topacio, Zafiro y Diamante; son inspirados en los Colibríes que se encuentran en la zona.

¿Puedes imaginarte que tan bello sería establecer tu conexión espiritual con los cantes de estas aves de fondo?

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Suscríbete al Blog

Y sé el primero en recibir todas las actualizaciones en tu correo

Lotes y Casas Campestres
a 5 min de Armenia, Quindío

Con la Libertad de Construir por ti mismo la Casa Campestre de tus Sueños

© 2019 Colombia Cafetera · Diseñado con pasión por Jesús Rico Vargas